01 noviembre 2014

Argónida, 13 de agosto



Luciente espejismo que vi 
en los idus de agosto por la linde
crepuscular de la marisma, cerca
del arenal de Argónida,
mientras las monocordes 
dependencias del sueño disputaban
su parte de ficción al predominio
de la brumosa realidad,
¿cómo podría yo olvidarme 
no de lo incierto de esa historia
por nadie atestiguada, 
sino de la razón que me ha asistido 
desde entonces, habitante
de otro espejismo donde sólo
sigue siendo verdad lo que aún no conozco?

José Manuel Caballero Bonald.
Fábula y memoria. 
Alianza Editorial. Madrid, 2014


31 octubre 2014

Vinyoli. La mano del fuego


30 octubre 2014

Los cuatro elementos de los mapas




Cubiertos ya dos títulos, hace dos años mi El agua de los mapas (Colección Melibea. Talavera de la Reina, 2012) y ahora Y el aire de los mapas (Colección Vandalia. Fundación José Manuel Lara. Sevilla, 2014)  de José Carlos Rosales, que parece cerrar la serie con esa conjunción, quedan vacantes aún El fuego de los mapas y La tierra de los mapas. 

Que alguien se anime.

29 octubre 2014

Boris Vian. Arte poética



ARTE POÉTICA

                                                                     A Víctorugo

Es evidente que el poeta escribe
a golpes de inspiración

pero hay gente a quien no les afectan los golpes.


Boris Vian.
Poesía completa.
Edición de Juan Antonio Tello.
Renacimiento. Sevilla, 2014.

28 octubre 2014

Collages de Madrid



De Libertad 8 a Alcalá 20


27 octubre 2014

En Libertad 8, video de Juan José Bote


Pinchando en la fotografía se puede ver el video en que Juan José Bote Valero captó parte de mi lectura en Libertad 8. Lo dejo aquí con mi agradecimiento a él, a Alfredo Piquer y su Odisea poética y a quienes llenaron el local con su presencia y su receptividad.

26 octubre 2014

Von Rezzori. Sobre el acantilado


25 octubre 2014

Francisco. Canto de una criatura.

http://encuentrosconlasletras.blogspot.com.es/2014/10/francisco-canto-de-una-criatura.html

24 octubre 2014

Esta tarde, en Libertad 8


23 octubre 2014

Ernesto Calabuig. Caminos anfibios


22 octubre 2014

Un fragmento de Morábito



El extranjero más extranjero de todos es aquel que escribe en otro idioma, en virtud de una doble extranjería: la de la escritura, que es una traición al mundo, y la de escribir en una lengua que no es la materna, que es una traición al habla. Pero tal vez en esta traición a la lengua de origen radica la sola salvación posible, el único perdón al que puede aspirar un escritor por haberse apartado del mundo y del habla. 


Fabio Morábito.
El idioma materno.
Sexto Piso. Madrid, 2014.

21 octubre 2014

Vinyoli en Cuenca


Soy un alto horno lleno de mineral 
que se vuelve líquido fuego, ardor vivo. 
La sangre de hielo, hace poco muda y cautiva, 
corre bullendo cantando su caudal. 

El astro ya muerto y el árbol y el animal 
que soy en uno la mano del fuego separa. 
La escoria encima, el resto se ha hecho clara, 
rica materia para lo más alto 

que yo no sé pero que me convierte otra vez 
en comienzo, lóbrego sollozo primero, 
paso inexperto en el corazón de las tinieblas. 

Tambaleándose aún con ojos de noche, 
por el negro bosque mi voz celebra, 
fulgura mi silencio lleno de grito.

De ese soneto (La mano del fuego) toma su título la espléndida antología bilingüe preparada por Jordi Llavina y traducida por Carlos Vitale con la que Candaya hace una aportación admirable al centenario de Joan Vinyoli, un poeta que como su maestro Carles Riba ha influido no sólo en la poesía catalana del siglo XX, sino en muchos de los poetas que escribimos en castellano y que leímos Algú m`ha cridat/ Alguien me ha llamado en la espléndida traducción de José Agustín Goytisolo en Edicions del Mall, que –no sé por qué- no suele aparecer en la bibliografía del poeta.

Vinieron luego Paseo de aniversario y otros poemas en la versión de Vicente Valero en Los solitarios y sus amigos, la colección de Calambur, y la antología Y que el silencio queme por los muertos, que publicó Pre-Textos con traducción de Carlos Marzal y Enric Soria.

Con La mano del fuego, editada con la impecable elegancia habitual en Candaya, se ofrece al lector una nueva oportunidad de releer o de descubrir a un poeta imprescindible, como esta tarde en Cuenca. Un Vinyoli esencial en todos los sentidos.



20 octubre 2014

Un poema de Adonis



Al final, acabarás solo, indio rojo, hermano mío, pues nada dispersa mejor que la soledad.
El yo es arena no semilla. El yo es nube cósmica.
Antiguo-San Ángel Inn
Gisèle-César-Afif. El Líbano en miniatura.
Restaurante en un barrio histórico. El cliente se mezcla con el polvo de la historia, con su oro, sus caballos enjaezados, ensillados con montañas que tiran de la calesa del tiempo.
Lo efímero no necesita eternidad.
Lo eterno necesita de lo efímero.
Hay en este restaurante caderas en forma de alas que hablan la lengua de las nubes.
¡Una mujer en relieve! Su cabeza es un bosquecillo en flor. Sus muslos, dos vertientes de un valle.
Los jinetes de los deseos se enfrentan en su pecho.

Adonis. 
Zócalo.
Traducción de Clara Janés.
Vaso Roto. Madrid, 2014

19 octubre 2014

El crepúsculo sorprende a Roberto Alcázar en Charlotte Amalie



EL CREPÚSCULO SORPRENDE A
ROBERTO ALCÁZAR
EN CHARLOTTE AMALIE


Hermanos de las sombras

El Cairo, Puerto Príncipe, como efigies o dársenas
propiciadas al mar, Buenos Aires, Juneau, no siento ya las venas,
lisez, persecuteurs, le reste de mes chants.
Roberto, una flamígera sombra en los cafetines.
Vestigios de heroína en las naves de Charlie.
Murió feliz el ciervo acribillado por las ninfas,
reflejando en sus ojos para siempre el desnudo imposible de Diana.

Presbíteros de Esmirna, titilantes astrólogos del Etna,
como si Jack os viera, desistís en un tango de colores ajados.
Svimtus al acecho en la selva del Soho,
dos tigres malheridos, el pick up en la alfombra,
y Kaiba, la sonrisa, esa piel adornada con tafetanes de oro.

Llevan short las muchachas en el Alto Amazonas.
Las cráteras vacías, el singular acento del deseo.
Es una blusa roja mi alma devorada por panteras en Java.
Cara al sol esos jóvenes, rubios como el desierto,
hot jazz en la distancia, embalsamadas voces en la noche:
E! Durendal, cum es bele, e clere, e blanche!

Pálidos maniquíes de Burne-Jones, luz, sombreros de copa.
Bésame: las gardenias blanquean tus sangrantes ojos dobles.
Qué terribles presagios, llamad al hierofante.

Descubrí tu secreto, Dick Flowers, tu máscara de goma, tus coturnos:
fue en Doomsday, color fucsia Roadtown, y en los parterres
Jesús bordaba el agua con palabras dulcísimas.

Tras el rosado vidrio de las copas heladas,
los labios de Roberto parecían anémonas resueltas a no morir jamás.

Ese es uno de los textos más significativos del que seguramente es el más representativo de los libros del culturalismo novísimo de los años setenta.

Forma parte de Elsinore, el libro que Luis Alberto de Cuenca publicó en 1972 y que acaba de recuperar Libros del Aire en una edición revisada, “aliviado de ciertas cargas retóricas que amenazaban con sofocarlo.”

18 octubre 2014

Kenneth Rexroth. Cita con los clásicos


17 octubre 2014

Epitafio para un poeta




EPITAFIO PARA UN POETA

Quiso cantar, cantar
para olvidar
su vida verdadera de mentiras
y recordar
su mentirosa vida de verdades.


Octavio Paz.
El fuego de cada día.
Seix Barral. Barcelona, 2014.




16 octubre 2014

Un fragmento de Alda Merini




Pero antes
he oído a todos los animales del mundo,
todos los suspiros de odio y amor.
Me sentí lleno de caballos desbocados 
que corrían 
hacia la meta del Reino.

Alda Merini.
Francisco.
Canto de una criatura.
Traducción de Jeannette L. Clariond.
Vaso Roto. Madrid, 2014.

15 octubre 2014

Breve historia de la literatura española


14 octubre 2014

Adonis. Epitafio para Nueva York

http://encuentrosconlasletras.blogspot.com.es/2014/10/adonis-epitafio-para-nueva-york.html

13 octubre 2014

Javier Marías. Así empieza lo malo


http://www.wikio.es