27 abril 2015

Teoría y yerro de las Azores


"(El glorioso antecedente) Aznar historia de España sí debe de saber y, si no, su señora, que era entonces concejal del Ayuntamiento de Madrid, podía leerlo a diario en los versos de la plaza de la Villa: “... y en la Tercera el Francés...”. En efecto, fue en aguas de la isla Terceira, la mayor de las Azores, que Felipe II había anexionado por las armas, con todo Portugal, a su corona, donde Álvaro de Bazán, que había mandado la escuadra española en Lepanto, derrotó a los franceses en el terrible combate naval del 26 de julio de 1582, históricamente famoso no solo por el estrago sino también por ser el primero en que pelearon galeones armados. Ya se comprenderá el entusiasmo del presidente Bush cuando Aznar le fue con esta historia y le recomendó la isla Terceira para la triple reunión sobre la guerra de Irak, sobre todo porque los derrotados habían sido los franceses, los antecesores de Dominique de Villepin, que había sido hasta aplaudido —cosa inusitada— en la ONU, por su vibrante discurso contra esa guerra. El curioso movimiento de Bush por detrás de Barroso y del inglés para ponerse al lado de Aznar debió de responder a un súbitamente renovado espíritu de gratitud." 

Ese texto de Rafael Sánchez Ferlosio, que apareció en El País el 16 de junio de 2012, es uno de los que se recogen en Campo de retamas, el volumen que reúne sus pecios completos en Literatura Random House. 

Lástima que ese pecio contenga un error garrrafal del que al parecer no se han percatado ni el maestro ni sus discípulos: no fue Bush el que hizo ese movimiento de recolocacion para la posteridad. Salvo el maestro y sus habituales y -por lo que se ve- deslumbrados contertulios semanales, todo el mundo sabe que fue Aznar quien perpetró tal suerte de astuto movimiento de peón en el siniestro ajedrez que se escenificó allí y evitó estar junto a Barroso para buscar la mano protectora del amo del imperio. 

No sé hasta qué punto se desmorona esa curiosa teoría de las Azores con ese error. Me temo que si esa era la conclusión de la teoría y su demostración visual, la afecta decisivamente. Y en todo caso la pertinacia en el error le quita credibilidad al texto de un escritor del que se espera siempre el grado máximo de rigor, el que por cierto está presente en la mayoría de las páginas de este libro.

26 abril 2015

Hölderlin en su noche sagrada


Cuenta Bettina von Armim que cuando la princesa von Homburg regaló un piano a Hölderlin, éste cortó casi todas las cuerdas, mas dejó algunas, y sobre ellas improvisaba. Así son los Poemas de la locura. Quizá nadie haya visto nunca de forma tan transparente. Es la Noche Sagrada.
No se puede traducir a Hölderlin.

José María Álvarez. Nota preliminar a su traducción de los Poemas de la locura de Friedrich.Hölderlin. Hiperión. Madrid, 1978

25 abril 2015

Cacalibri


Neologismo que acuñó Lichtenberg para definir a quien se empeñaba en escribir a diario –en una época sin blogs ni redes sociales- sin ser de utilidad al  mundo ni decir nada nuevo, reproduciendo de forma enfadosa originales de otros, plagiándolos a veces sin vergüenza.

24 abril 2015

Caballero Bonald en Letras Hispánicas

http://encuentrosconlasletras.blogspot.com.es/2015/04/caballero-bonald-en-letras-hispanicas.html

23 abril 2015

Sensibilidad e inteligencia en el mundo vegetal


22 abril 2015

Bartleby y compañía

http://encuentrosconlasletras.blogspot.com.es/2015/04/bartleby-y-compania.html

21 abril 2015

Breviario negro de Ángel Olgoso


20 abril 2015

Palabras de doble filo


19 abril 2015

En griego, traducido por Angelís Dimitris


Ese cuadro de Turner -Castillo de Flint- ilustra la traducción que el poeta y traductor griego Angelís Dimitris ha hecho de Ellos también lo saben, un poema de La vida navegable.

Dejo aquí el texto traducido con mi agradecimiento a Angelís Dimitris:

ΚΙ ΑΥΤΟΙ ΕΠΙΣΗΣ ΤΟ ΞΕΡΟΥΝ / ELLOS TAMBIÉN LO SABEN

Μετάφραση: Δημήτρης Αγγελής

Ι.

Πέρασαν το απόγευμα βλέποντας να περνούν τα σύννεφα
κι έναν ήλιο που γκρέμιζε τη φωτιά του πάνω στη θάλασσα.

Προς μακρινά έλη θα μεταναστεύσουν τα πουλιά
προς άλλους αργόσυρτους αμμόλοφους πέρα απ’ αυτή την ακτή.
Το αναρίθμητο φτεροκόπημα γράφει σε κάθε πτήση
ένα αίτημα βροχής, ένα ερωτηματικό
αυγής με φεγγάρι και δάση το φθινόπωρο.

Είναι σημάδια ενός πτηνού, ενός ήπιου
συνόρου στο ενδιάμεσο,
ανάμεσα στη θάλασσα και τη στεριά, ανάμεσα στο νερό και στο σύννεφο
ανάμεσα στον πάγο και στην πορφυρή θράκα του απογεύματος.

Γαλάζιο νεύρο της νύχτας
που παρατείνει τη δηλητηριώδη προσέλευσή του
προς την υπόνοια της φλόγας
στις ψηλές βορινές περιοχές του κόσμου.

Αβέβαιη γραμμή του σημείου
στην καμπύλη γραφής της πτήσης του
προς το αναμμένο βάθος του χώρου.
Και καίγονται άλογα, μυστικά
ψηφία της νύχτας,
δαχτυλίδια που αντανακλούν την τριγωνική
σιωπή των πουλιών,
εκβολές πηλού εκεί όπου το ψάρι χανόταν.

Υπάρχουν συγκινημένες φωτιές στο νερό,
κρύσταλλα όπου μεγαλώνει
το ασήμαντο υλικό του καθρεφτισμού
καθώς το φεγγάρι σπιθοβολεί στον αέρα πάνω απ’ τη θάλασσα.

***

ΙΙ.

Καθώς ο αέρας χτυπάει τις πόρτες και την άμμο,
μεγαλώνει το δέντρο του ονείρου
προς τα κάτω, προς τη βαθιά
σιωπή των ριζών.

Πάνω στη σκοτεινή νύχτα, ο ψηλός της σπόρος φτάνει
στα βαθιά κλαδιά
σ’ άλλες σιωπές που καίγονται αργά στ’ αστέρια.

Από μια σκοτεινή γέφυρα με φεγγάρι και χωρίς κουπαστή,
τα ανονείρευτα λόγια, απ’ τη μια όχθη στην άλλη όχθη.

Γιατί η θάλασσα μόνο βρυχάται
καίγεται άτονα μες στη νύχτα
κι απαιτεί την εισφορά της από την άμμο και το κουπί
Υποτιμά έτσι τα οστά όπως και τα σοκάκια,
αγνοεί τα ηλιοστάσια, ανάβει τις φοινικιές
και σκάβει τη βάση των γκρεμών.

Γιατί η θάλασσα μόνο βρυχάται.

***

ΙΙΙ.

Ψηλαφητά, ανειρήνευτα, πέφτει η νύχτα στο νησί.

Σαν μια φτερούγα ομίχλης, που περνάει ξυστά και σιωπηλά
ανακατεύοντας τον κόσμο,
πολιορκεί τις όχθες με αναπνοή από τούνελ,
ξεθωριάζει τον ορίζοντα με το λάδι της από σκιά.

Με γαλάζιο δόντι ήλιου, μάτι φιδιού,
το υγρό της φως φωτίζει το απόγευμα του ναυαγίου,
ξανοίγει τα ξεβαμμένα πλευρά του ουράνιου προπύργιου,
εισβάλλει με ημίφως στα μονοπάτια του αέρα,
ξεστρατίζει τα πουλιά με τις αβέβαιες κορδέλες της,
τις μαβιές συλλαβές της και τις συγκεχυμένες φωτιές.

Κάθε ώρα είναι μια ώρα χωρίς επιστροφή,
κάθε τόπος, μια παραμονή
νησιών προς τη νύχτα.

Είναι λαθραία σημάδια από ένα ξέφωτο δάσους,
από δυνατές πυρκαγιές στο κέντρο ενός δύσβατου λαβύρινθου.

Όπου τριζοβολά η φωτιά
με τις νυχτερινές της γλώσσες από κίτρινες πέτρες,
στιλβώνει ο χρόνος τα ερείπια των ηλιακών ναών
με τομές σε τοίχους, με σημάδια που κάνει ο άνεμος
στην άμμο του ονείρου.

Είναι συνθήματα κυκλικά από ένα φως που επιστρέφει
αδυσώπητη μηχανική που επινοεί τη μνήμη
προτού ο ήλιος αναρριχηθεί
πάνω στα ψυχρά βουνά του πρωινού.

[Από το βιβλίο La vida navegable (Η πλωτή ζωή). Ο Σάντος Ντομίνγκεθ μόλις τιμήθηκε με τον Βραβείο Ποίησης «Fernando de Herrera». Το έργο είναι του J.M.W. Turner.]

18 abril 2015

Nocturno casi, Premio de la Crítica



RAÍZ Y HUIDA 

Yo que niego un origen soy mi origen.

Gracias a que crecí
sin tierra en que apoyarme,
pude, leve, afirmarme en aire y viento.

Escapando de mí,
fui más yo mismo.

Así que si alguien piensa
algún día en la imagen de mi cara
que mire al ciervo y su tensión difícil,
que atrapa en su perfil raíz y huida.

Por poemas con ese vuelo y esa ambición que mira siempre más allá de la pura estampita coloreada o de la materia prenupcial con que algunos confunden la poesía, ha merecido Nocturno casi, el libro que Lorenzo Oliván publicó en Tusquets, el Premio de la Crítica de este año, que otorga un jurado serio, riguroso e independiente, afortunadamente ajeno al amistoso ruido de las redes y a las esperpénticas intoxicaciones provinciales disfrazadas de patéticas encuestas infantilonas.

Ballenas en Long Island





 Luego es la noche, y otras noches.

  El faro intermitentemente

  pasa su lengua de luz piadosa sobre la arena.

  El mar agita sus espejos negros.

  Sobre la seda o terciopelo funeral

  chisporrotean las estrellas fugaces,

  las ascuas de la luna de azafrán.

  El zumbido de las abejas marinas,

  el crujido del oleaje que clava sus colmillos

  en las rocas de azabache y cristal

  resuena en los oídos agonizantes

  de las viejas ballenas,

  festín de la desolación, el silencio, el olvido, la sombra.

José Hierro. Cuaderno de Nueva York.

17 abril 2015

William Wordsworth. Poemas escogidos

http://encuentrosconlasletras.blogspot.com.es/2015/04/poemas-escogidos-de-william-wordsworth.html

16 abril 2015

Hoy, en el Aula Díez Canedo


15 abril 2015

El Caballero y la Muerte


EL CABALLERO Y LA MUERTE
Durero

El pie lo da un grabado con torres y jacintos.

Tras siete años de guerra cayeron las banderas
como caen rendidos los lirios asediados,
podridos por la lluvia paciente de los días,
tras un cerco tenaz de luna y torbellinos.

Y el caballero vuelve, coronado de sombras.

Viene de las regiones quemadas de la guerra,
de un tablero siniestro con sangre y con azufre.
El caballero vuelve del final de los tiempos.

No mira. Los recuerdos
le encadenan a un tiempo de incendios y celadas
que se clava en su frente como una rosa triste.
Lleva fijos los ojos en la crin del caballo.

Su carne macerada atravesó los puentes,
sintió la quemadura glacial de la derrota
que recorría su espalda con un terror de armiño
en la llanura ardiente de un ajedrez siniestro.

Desde allí el caballero contempla la espesura
fragosa de los montes, donde la noche tensa
su ballesta de hielo por las constelaciones.

Y ya no sueña nunca más que con los azores,
con corazas de fuego, con el rayo escarlata
del ejército ciego de los abismos negros.

Y oye el triple lamento
del águila, las brasas
que incendiaban los cuatro extremos de la tierra,
en su horizonte púrpura de alfil y apocalipsis.

                         (De Las provincias del frío. Ed. Algaida. Sevilla, 2006)

Es uno de los textos que forman parte del cuaderno Teoría del horizonte que ha editado el Aula Díez Canedo de Badajoz, con motivo de mi lectura de mañana jueves a las ocho de la tarde en el Museo Extremeño e Iberoamericano de Arte Contemporáneo.  

14 abril 2015

Quince poetas franceses contemporáneos


13 abril 2015

Reloj de sombra, III Premio Nacional de Poesía Fernando de Herrera



El libro Reloj de sombra, de Santos Domínguez, obtiene por unanimidad el III Premio Nacional de Poesía Fernando de Herrera, que publicará en Sevilla Guadalturia.

En Trianarts se puede leer un adelanto.



12 abril 2015

Reputaciones



Por lo demás, también sucede con autores excelentes que sus méritos pasen desapercibidos, inadvertidos entre la gran variedad de cosas y confundidos con la gran miscelánea de la vida. Quien aspira a la fama a través de la escritura, pretende la admiración de una muchedumbre que oscila entre diversos placeres o que vive inmersa en sus negocios, y que no tiene tiempo para las diversiones intelectuales; los jueces a los que apela están absortos en sus pasiones o corrompidos por prejuicios que les impiden aplaudir nuevas proezas. Algunos son demasiado indolentes para leer nada que no goce previamente de fama, y otros demasiado envidiosos para promoverla, porque les duele engrandecerla. Lo novedoso es combatido porque la mayoría no quiere ser enseñada, y lo ya conocido es rechazado porque a menudo se olvida que los hombres prefieren que les recuerden las cosas y no que les informen sobre ellas. Los entendidos prefieren no divulgar sus opiniones de entrada, por miedo a poner su reputación en entredicho; los ignorantes suponen que dan muestras de exquisitez cuando se niegan a ser complacidos. Y quien entre tantos escollos consigue fraguarse una reputación, si es sincero reconocerá que ésta se debe a otras causas.


Samuel Johnson. El futuro. En El patriota y otros ensayos. 
Traducción de Ana Mª Nuño López & Mariano José Vázquez Alonso. 
El buey mudo. Madrid, 2010

11 abril 2015

La vida en la red


La afiliación a la sociedad confesional está abierta a todos, y permanecer fuera supone un grave castigo. A los renuentes a unirse se les enseña (normalmente de forma poco amable) que la versión actualizada del cogito de Descartes es «Me ven, luego existo», y que cuantas más personas me vean, más existo...

Zygmunt Bauman. 
Ceguera moral. 
Traducción de Antonio Francisco Rodríguez Esteban. 
Paidós. Barcelona, 2015.

10 abril 2015

Palabras clandestinas de Manuel Ruiz Amezcua


09 abril 2015

El arte de morir


08 abril 2015

La cabellera de la Shoá


http://www.wikio.es