01 julio 2016

El Bosco. Visiones y pesadillas


30 junio 2016

Equipaje de vacaciones. Prosa


29 junio 2016

Somerset Maugham. Lluvia y otros cuentos


28 junio 2016

Equipaje de vacaciones. Poesía


27 junio 2016

Equipaje de vacaciones en la revista Encuentros de lecturas



Esta semana, en la revista Encuentros de lecturas, dos entregas de un nuevo Equipaje de vacaciones.

26 junio 2016

Mary Beard. SPQR. Una historia de la antigua Roma


25 junio 2016

Willa Cather. La casa del profesor


24 junio 2016

Thomas Merton. Oh, corazón ardiente


23 junio 2016

El verdadero Shakespeare


22 junio 2016

Los jinetes del alba


21 junio 2016

Cien años del genocidio armenio. Un adelanto


Pinchando en la imagen se puede leer un adelanto de Cien años del genocidio armenio: Un siglo de silencio, coordinado por el periodista y filólogo Arthur Ghukasian, que acaba de publicar en Castellón Editarx.

Mi contribución a ese libro y a su reivindicación de la memoria del genocidio fue el texto Una señal oscura.

20 junio 2016

Alberto Gaffi. La profecía de Dante


19 junio 2016

En Atelier Poesía Italia


En el portal italiano Atelier Poesía, que dirige Giuliano Ladolfi, acaban de publicarse tres textos míos (Marea llena, Crepúsculo español de Casanova y La lentitud del pájaro) traducidos al italiano por Marcela Filippi.

Se pueden leer pinchando aquí o en la imagen. 

Santos Domínguez Ramos (n. Cáceres, Spagna, 1955) è un critico letterario e poeta, la cui opera è apparsa in numerose antologie e in diverse riviste americane spagnole, europee e ispanoamericane, come quella pubblicata in Francia nel 2008: Inuit dans la jungle. 25 Poètes d'Espagne, una selezione dei poeti più significativi degli ultimi cinquant'anni. Dalla raccolta d'esordio Pórtico de la memoria (Colección Alcazaba. Badajoz, 1994)  sono seguita a cadenza regolare numerose pubblicazioni tra le quali si ricordano Las provincias del frio (2006); Luna y ciencia nocturna (Premio Alegría del Ayuntamiento de Santander. Icaria. Barcelona, 2010);  El dueño del eclipse (Premio Ciudad de Badajoz. Editorial Algaida. Sevilla, 2014); Reloj de sombra (Premio Fernando de Herrera. Editorial Guadalturia. Sevilla, 2015); El viento sobre el agua (Premio Hispanoamericano Juan Ramón Jiménez. Autores Premiados. Sevilla, 2016) Numerose le traduzioni in francese, inglese, arabo, ungherese, italiano, armeno, greco e russo.  Quasi ogni raccolta è stata insignita di prestigiosi premi nazionali o internazionali.
                        Fotografia dell'autore da Juan J. Bote Valero

Marcela Filippi Plaza (1968) è una traduttrice cilena che vive in Italia, i cui studi e traduzioni hanno contribuito in maniera importante  alla diffusione della letteratura latinoamericana, spagnola e portoghese in Italia. Il suo alto grado di conoscenza delle lingue romanze e dell’inglese le è servito per poter sperimentare anche nuove attività editoriali.  Ideatrice del progetto delle antologie bilingue Buena Letra 1 (2012) e Buena Letra 2 (2014) di scrittori ibero-americani tradotti per la prima volta in italiano, e della collana bilingue Fascinoso Verbum. Attualmente si occupa della traduzione di poesia medievale italiana. Inoltre, sta preparando l’antologia bilingue Letras (ex Buena Letra), e l’antologia trilingue (portoghese,spagnolo, italiano) per la collana Letras che includerà i più prestigiosi poeti portoghesi contemporanei. 
Per Atelier ha tradotto anche Edmundo Herrera e Marta López Vilar.

18 junio 2016

En la nueva época de la revista de poesía Cal






En el número inaugural de la nueva época -onubense ahora, sevillana antes- de la revista Cal, que tendrá su versión impresa en julio, aparece este texto, que forma parte de mi próximo Principio de incertidumbre




MEMORIA HERIDA Y COMPÁS DE MANOLITO DE MARÍA

Su ronquido total, su enorme queja,
su gran desolación vestida de colores.
Antonio Hernández 

De la cueva profunda,
del encalado fondo de la cueva 
se alza a compás su voz menesterosa
como un torrente antiguo y subterráneo 
que brota de la roca del castillo del Águila.

Y en la venta Platilla se afina humilde y llama 
al fondo de sí mismo
y entona con un hondo compás atropellado
la soleá cabal, la siguiriya grave,
la bulería pausada y luminosa.

En los tercios que canta
-canta porque se acuerda-
respiran las edades pesarosas del hombre
y late como laten los perros moribundos 
la historia desolada de la calamidad
y un mestizaje extraño de dolor y alegría.

Oscura como el fondo de la cueva, 
clara como su cante combustible, 
vibra allí la memoria herida de su raza
-las fatiguitas negras, el desamparo, el hambre-
con un compás herido de fiesta y amargura.

De su voz desdentada 
brota una antigua luz inextinguible
y en su hondo pellizco analfabeto 
hay un temblor de sangre antepasada, 
de memoria indigente de la especie.

Llama negra en la noche inhóspita del mundo,
rescoldo en la intemperie de las flores del fuego,
la herencia de palabras de los desheredados.

No lo sabía y cantaba
el tizón del estrago,
la manera de ser de la desgracia
con esa contención delgada y seria
que no se aprende, que es 
el mapa doloroso de sus venas antiguas
-Joaquín el de la Paula, Macandé, Juan Talega.

Porque eso no se aprende, eso se nace 
-le decía a Mairena-
con él, primo, en la sangre.



17 junio 2016

Carlos Fidalgo. Septiembre negro


16 junio 2016

Carlos Barral. Alguien




Hace gestos ausentes, fastidiosos,
mezcla secos tabacos, hurga pipas,
separa los estambres de una flor amarilla.
Va y viene del vitral, pasa los dedos
por su humedad de sueño transparente,
no por tocar lo extraño de por fuera
sino la incertidumbre para dentro.

Se encoge en el rincón, cubre la espalda
del aleteo horrible de las sombras.
Todo acude a la vez, nada preciso:
el calor que lo humilla, el miedo helado.
Piensa el negro interior, el bulto ciego,
blando de cada víscera encerrada,
el reverso total de  lo visible.
Y consiente en las sombras, aire blanco
por entre esbelta y blanca crucería.
Solitarios caminos con estatua
ciega y escrita en un rincón cernido.

Palpa la blanda sombra.
Toca luego su máscara, los ojos.
Piensa el sucio esqueleto y se sonríe.


Ese impresionante poema de un Carlos Barral acosado por el miedo, la decadencia y las premoniciones de la decrepitud, forma parte de Usuras y figuraciones, el volumen que reúne la poesía completa de quien se reivindicó como el poeta más importante de su grupo.
Acaba de aparecer en Lumen, en una espléndida edición cuidada por Andreu Jaume con epílogo – “Yo te  saludo, de vuelta”- de Malcolm Otero Barral.
Será uno de los libros recomendados en el Equipaje de vacaciones que la revista Encuentros de lecturas publicará a finales de este mes.

15 junio 2016

Galdós. Correspondencia


14 junio 2016

Manuel Azaña. A la altura de las circunstancias


13 junio 2016

Juan Arnau. La invención de la libertad


12 junio 2016

Thomas Mann. Relato de mi vida


http://www.wikio.es