24 enero 2011

Dos novedades de Anagrama



Muy distintas en tono, técnica y contenido, pero las dos igualmente llamativas y recomendables.

Los sinsabores del verdadero policía, una novela póstuma que Roberto Bolaño había empezado a escribir en los ochenta y que siguió redactando y revisando hasta su muerte. Un Bolaño tan familiar como imprescindible, avisa J. A. Masoliver Ródenas en su espléndido prólogo Entre el abismo y la desdicha. Amalfitano, el exiliado chileno, alter ego y narrador; la adolescente Rosa, Santa Teresa, cadáveres de mujeres asesinadas y Arcimboldi. Una novela que con esos datos apunta a 2666 y a Los detectives salvajes. Quienes ya han leído esta obra –inacabada, pero no incompleta, advierte el prologuista- la sitúan en un nivel de calidad similar a esas dos cimas narrativas de Bolaño.

La otra novedad destacada es La larga espera del ángel, de Melania G. Mazzucco. Una novela centrada en la memoria personal y artística de Tintoretto, que evoca su vida en el marco de aquella Venecia violenta, creativa y rica que el pintor inmortalizó en sus deslumbrantes atardeceres incendiados. Con traducción de Xavier González Rovira, aparecerá en febrero en Panorama de narrativas de Anagrama.