01 febrero 2010

Miguel Veyrat. En memoria de Tomás Segovia

Fotografía de Marta López Vilar

EN MEMORIA DE TOMÁS SEGOVIA
Un espejo ahora se derrumba
con todo su mundo
almacenado.
Cuando regresé para vestir
mi esqueleto
lo encontré frío. Cómo nos
golpea las venas
la clarividenci­a de los muertos.


Miguel Veyrat