24 julio 2019

La invención del viaje



23 julio 2019

El reino de los hielos


 








22 julio 2019

Hoy en Málaga


.









Para la presentación de la antología 25 años de Premios de Poesía Manuel Alcántara, un libro conmemorativo de la vigésimo quinta edición del Premio de Poesía Manuel Alcántara, el de mayor dotación económica para un solo poema en el ámbito hispano. 

Acompañados de otras tantas obras de pintores, se reúnen en esta publicación los veinticinco textos premiados desde los inicios de este galardón, que goza de un gran prestigio tanto por la cuantía de su premio por tratarse de un solo poema, como por el reconocimiento de los poetas ganadores en ediciones anteriores, entre los que figuran autores ya desaparecidos, como Félix Grande o Antonio Cabrera, junto con otros felizmente vivos, como Antonio Hernández, María Sanz, Vicente Gallego, José Antonio Ramírez Lozano, Antonio Martínez Sarrión, Luis Alberto de Cuenca o yo mismo, que lo obtuve con El reino de los hielos.

Una edición lujosa en la que cada uno de los poemas premiados inspira la obra de pintores como Chema Lumbreras, Santiago Picatoste, Noelia García Bandera o Giovanni Ozzola, en un volumen que edita la Fundación Manuel Alcántara con el patrocinio de la Fundación Unicaja. 

La presentación tendrá lugar hoy 22 de julio, a las 11:30 h. en el Salón de Actos de Unicaja en Málaga.




21 julio 2019

En Yawp, giornale de letterature e filosofie




Continua su Riscrittura l'esplorazione della poesia in lingua spagnola. Questa volta Marcela Filippi e Freddy Castillo Castellanos propongono un articolo di analisi e traduzione dell'esperienza letteraria del poeta spagnolo Santos Domínguez Ramos! Buona lettura.

El artículo completo, en este enlace:

http://www.letterefilosofia.com/ri-scritture-la-poesia-di-santos-dominguez-ramos/




20 julio 2019

Londres. Una biografía


Londres es un laberinto, mitad de piedra y mitad de carne. No puede comprenderse en su totalidad, sólo puede experimentarse como un desierto de callejuelas y pasajes, plazas y vías secundarias, en los que incluso el ciudadano más familiarizado con ellas puede perderse. Asimismo, es curioso que este laberinto se vea inmerso en un estado continuo de cambio y expansión.

Peter Ackroyd. 
Londres: una biografía.
Traducción de Carmen Font. 
Edhasa. Barcelona, 2012



19 julio 2019

Petrarca en el Mont Ventoux



Muchos siglos antes de que fuese un puerto legendario del Tour de Francia, el 26 de abril de 1336 Petrarca subía al Mont Ventoux, el Monte Ventoso, en el extremo occidental de los Alpes, desde cuya altura de casi 2000 metros se domina casi toda la Provenza.

Esa misma noche, en Malaucène, después de un descenso que fue más decisivo y revelador  para él que el penoso ascenso, escribió su memorable Epístola familiar IV, en la que contaba la experiencia a su padre.

Había subido desde allí mismo con su hermano pequeño, elegido como compañero de viaje más adecuado, en una dura escalada que había empezado por la mañana temprano. Así lo evocaba al final de la jornada, fresco aún el recuerdo del esfuerzo, en la traducción de Rosend Arqués Corominas en su edición de Mi secreto y las Epístolas petrarquistas en Letras Universales Cátedra.

Impulsado únicamente por el deseo de contemplar un lugar célebre por su altura, he ascendido hoy al monte más alto de esta región, que no sin motivo llaman Ventoso. Hacía muchos años que mi ánimo albergaba la idea de esta ascensión; de hecho, por ese destino que gobierna la vida de los hombres, he vivido, como tú sabes, en este lugar desde mi infancia; y ese monte, que se divisa desde cualquier sitio, está casi siempre ante nuestros ojos.

Tras el esfuerzo de la ascensión, de la que intenta disuadirlo un anciano pastor, evoca su llegada a la cima con estas palabras:

En primer lugar, me quedé de pie, asombrado y conmovido por la insólita brisa y por el asombroso panorama. Miré a mi alrededor: las nubes estaban bajo mis pies y ya me parecían menos increíbles el Athos y el Olimpo mientras observaba desde una montaña de menor fama lo que había leído y escuchado acerca de ellos.




A partir de ese momento, una vez que ha mirado desde lo alto, la subida se convierte en un viaje hacia dentro, en una introspección, en una meditación de Petrarca sobre su pasado y sobre su futuro. Y luego “contento, habiendo contemplado bastante la montaña, volví hacia mí mismo los ojos interiores y a partir de ese momento nadie me oyó hablar hasta que llegamos al pie del monte.”

Esa iluminación interior lo acompaña durante la bajada, antes de concluir:

¡Oh, con cuánto empeño debemos esforzarnos, no en alcanzar un lugar más elevado en la tierra, sino en domeñar nuestros apetitos, incitados por impulsos terrenales!



18 julio 2019

Yo sé que tiene alas

Para Freddy Castillo





Carlanco de los bosques.
Estrella voladora de las hadas.
Telaraña encendida de los silfos.
Rosa doble del viento.
Margarita bicorne de los prados.
Cabra feliz de las pendientes.
Eral de las cañadas.
Niña escapada de la aurora.
Luna perdida.
Gabriel arcángel.
La llamaré con este frágil nombre.
Porque son sus dos alas blancas las que me llevan,
Anunciándome el aire de todos los caminos.



Yo sé que tiene alas.
Que por las noches sueña
en alta voz la brisa
de plata de sus ruedas.

Yo sé que tiene alas.
Que canta cuando vuela
dormida, abriendo al sueño
una celeste senda.

Yo sé que tiene alas.
Que volando me lleva
por prados que no acaban
y mares que no empiezan.

Yo sé que tiene alas.
Que el día que ella quiera,
los cielos de la ida
ya nunca tendrán vuelta.


Rafael Alberti.
Balada de la bicicleta con alas.
En Baladas y canciones del Paraná.




17 julio 2019

Fahmida Riaz. Antología poética




Es una mujer impura,
en la prisión del flujo de su sangre,
en el ciclo de los meses y los años,
en el fuego de la ardiente lascivia,
en pos de su deseo.
Era la hija de Satán.

Así comienza el texto del que toma su título la antología poética de la paquistaní Fahmida Riaz (1946-2018) que ha preparado Rocío Moriones Alonso con una amplia selección que toma como base el original urdu publicado en 2011.

La edición bilingüe que publica Ménades Editorial se abre con un prólogo en el que la traductora destaca que “la poeta, además de escritora, ensayista, feminista, traductora y activista social, concebía su poesía como una herramienta de denuncia, con la que agitar las conciencias de los lectores y mostrarse al servicio de los sojuzgados (ya fueran las mujeres o el pueblo), caminando junto a ellos, como compañera de viaje, o guiándolos en el camino hacia la liberación de la opresión y la injusticia, pero todo ello sin comprometer su lenguaje poético y sin perder un ápice de belleza y lirismo.”

Pasión, franqueza y compromiso son las tres claves que rigen la poesía de Fahmida Riaz y que destaca la responsable de la selección desde el título del prólogo. Tres claves que puede comprobar el lector en este volumen que desde el inicial Lengua de piedra a La vida del hombre presenta una muestra significativa de esta poesía comprometida en la denuncia de la condición femenina, la injusticia y la pobreza en la sociedad oriental.

Una poesía de la que Rocío Moriones destaca su “carácter novedoso y desafiante”, que alcanza uno de sus momentos de mayor intensidad en los poemas de Cuerpo desgarrado, su segundo libro, que “supone todo un hito y un punto de inflexión en la poesía urdu. Si su primera colección ya había destacado por los temas de corte feminista, en esta se hacen aún más atrevidos, lo que provocó las críticas de los sectores más conservadores que los tacharon de pornografía ya que abordaban temas desconocidos hasta entonces en la poesía urdu, como el deseo femenino, la sexualidad, la menstruación, la maternidad, el agnosticismo, la hipocresía religiosa o la reivindicación de un trato a la mujer igual al del hombre.” 

Luz solar, ¿No vas a contemplar la luna llena? o Queda probada tu culpa son algunos de los libros antologados en esta muestra recorrida por temas como el deseo y el placer femenino, el fuego de los besos con lengua, la liberación sexual y la masturbación, el abandono y la soledad, la insatisfacción o la vejez.  

Muestra de una poesía intensamente vital, renovadora en temas, actitudes y formas y atravesada por una sensualidad compatible con el sentimiento y la sensualidad, una poesía en la que la reivindicación corporal convive con la conciencia social y el compromiso de una escritura no sólo testimonial, sino combativa contra la pobreza, la discriminación femenina y la injusticia.

Esta antología es la más amplia que se ha publicado fuera del ámbito lingüístico del urdu de la poesía de Fahmida Riaz, que en palabras de Rocío Moriones es “la poeta paquistaní más importante” y “una de las grandes voces poéticas de la literatura urdu contemporánea.”

Es la voz libre y potente de quien en Aceptación del pésame, uno de los mejores poemas del libro, perteneciente a Compañera de viaje, uno de sus últimos libros, se ve a sí misma muerta y se autorretrata como “esa mujer /que siempre dijo lo que pensaba / y jamás se arrepintió de nada.”

16 julio 2019

Juan José Vélez. Ámbito sustancial



15 julio 2019

Fugitivos